Y más y más estafas

Hace tiempo que no escribo porque, después de un mes trabajando como comercial, me ha salido otra cosa como freelance. Por suerte, es algo estimulante, honrado, “de lo mío”.

Sin embargo, como es algo puntual, no pude resistirme al canto de sirena que supone una entrevista de trabajo. Aunque fuese para trabajar como comercial. Aunque todo fuese muy sospechoso. Aunque hoy tuviese mucho trabajo que hacer.

Después de una hora de entrevista junto a otras cuatro chicas (ex arquitecta, ex comercial, estudiante iraní de doctorado y ex de todo un poco), sigo aplazando el trabajo acumulado para desvelar la misma estafa que ya conocemos con un pelín de maquillaje.

Desde hace dos años, han actualizado y mejorado algunos de los aspectos que relata otra compañera en búsqueda de empleo. Por ejemplo la oficina, sin ser de lujo, no es ningún cuchitril sino que realizan la entrevista en una “sala de juntas” acristalada que da a una especie de patio interior reformado, todo mármoles y columnitas blancas de esas que se llevan ahora. Trampantojo. O el nombre, que ha pasado de Visionary Prospects a VP Marketing Direct.

Pero esta empresa estafadora sigue situada en la calle Cardenal Cisneros 23 y el tío sigue pareciendo igual de puesto de cocaína o autoengaño, que tanto da, además de hacer los mismos ¿chistes? sobre la crisis, cómo él se aprovecha de eso y cómo nosotras somos muy afortunadas por acceder a esa oportunidad.

Aunque iba firmemente decidida a preguntar las condiciones del contrato (mejor dicho, si existe contrato) su palabrería no me ha dejado espacio. Además, en este caso, supuestamente buscaban gente para vender formación subvencionada por el Fondo Social Europeo que, dicho así, suena serio.

Intentaré hacerlo cuando me llamen para decirme que he sido seleccionada para tener la fortuna de ir mañana, vestida muy formal y con zapato cómodo, a patear la ciudad de 9 a 18h con un compañero/a que será quien se encargue de evaluar si sigo en el proceso de selección.
Si no leen esto antes, claro.


Necesitaba desahogarme y contribuir en la medida de mis posibilidades a expandir la información de que VP Direct Marketing  es una estafa y contrarrestar que hayan abandonado su anterior denominación (Visionary Prospect) porque ya había demasiados testimonios en la red.

Anuncios